Lo mejor y lo peor de Praga

Hoy me he sacado este post de la manga porque debido a una mala experiencia esta mañana (nada importante, tranquilos!) estaba pensando en que Praga tiene cosas muy buenas cuando vienes a hacer turismo, pero vivir aquí todos los días es otra cosa y a veces es un poco bastante duro.

Así que como no es oro todo lo que reluce he dicho… voy a hacer un post con lo mejor y lo peor de Praga, para desahogarme un poco y también por demostrar un lado más realista de Praga.

Lo mejor… 😀

Que es una ciudad preciosa! Es muy evidente pero es así… Praga es una ciudad impresionante la mires como la mires y estudiar aquí es un privilegio para cualquiera. Vayas donde vayas hay una torre antigua, un edificio bonito, una cafetería donde meterse los días de mucho frío… vivir aquí es una pasada, sobre todo si como yo tienes tiempo de pasear a tu aire por la ciudad y verla sin tanta prisa como cuando haces turismo.

Salir por la noche: en Praga hay mucho ambiente, con muchos estudiantes de todos los países, y bares y discotecas para salir que están bien y no son muy caros, así que siempre hay algún plan de fin de semana que hacer y no falta con quién salir a tomarse unas copas, como los mismos compañeros de la residencia! Esa parte me encanta, porque puedes conocer mucha gente distinta y hacer buenos amigos, que también es parte de la vida erasmus.

Lo peor… :(

El frío, sin duda! El invierno en Praga es bastante duro porque las temperaturas son muy bajas y nieva a menudo, así que tienes que salir cual cebolla abrigada con muchas capas, y quitártelas todas cuando entras en algún bar que tiene la calefacción a tope. Dicen que en verano se está mucho mejor aunque yo todavía no lo he probado! Otra cosa que llevo mal es que se haga de noche tan pronto, porque parece que el día no te cunde mucho y te tienes que meter en casa a las 3.

El idioma, yo estudio en inglés pero voy a clases de checo y la verdad es que me cuesta enterarme de algo. Me cuesta leerlo y más pronunciarlo, y también quedarme con las palabras, se me mezclan cuando son muy parecidas y me hago unos líos! Pero bueno, algo estoy aprendiendo, por lo menos saber hacer la compra y cuatro cosas básicas para la supervivencia jejeje

A pesar de todo no me arrepiento de haber venido, se que tengo mucha suerte de estar estudiando en una de las ciudades más maravillosas del mundo y por eso intento disfrutar a tope de esta experiencia, incluso con días malos como hoy…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *